Masajes Relajación, Descontracturante.

Nadie opinó sobre este servicio. ¡Sé el primero!
61 9a 21, Chapinero Central, Chapinero, Bogotá D.c.
Precio $ 50.000
(311) 8165708 (315) 5691374
¡Listo! Ya enviamos tu consulta. Hacer otra consulta.
¿Usaste este servicio? ¡Danos tu opinión!

Descripción de la publicación

Masajes Relajación, Descontracturante.

		Se hacen Masajes de Relajación total o Descontracturantes. Se pueden Hacer Domicilios en Bogotá de lunes a viernes de 8 am a 11 am con un costo de $100.000. Excelentes para combatir el estress 
Trastornos físicos relacionados con el estrés 
 
La exposición a situaciones estresantes durante un largo periodo de tiempo puede provocar o intensificar los trastornos físicos descritos a continuación. 
 
Enfermedades coronarias. Estas enfermedades pueden darse por el aumento de presión sanguínea provocado por la secreción de norepinefrina y cortisol. Entre estas enfermedades se encuentra la hipertensión, las taquicardias e incluso el aumento de probabilidad de sufrir un ataque cardíaco, una embolia o un infarto cerebral. 
Trastornos dermatológicos. Los desajustes hormonales y endocrinos provocados por el estrés pueden causar problemas como el acné (por el exceso de secreción sebácea), la alopecia, manchas, eccemas, sequedad, sudoración excesiva, debilidad en las uñas… 
Trastornos endocrinos. La hiperfunción del sistema endocrino puede acabar causando diabetes de tipo II (producida por el aumento sistemático de glucosa en la sangre) y, en los casos más graves, pueden acabar llevando a la persona a la obesidad. 
Trastornos gastrointestinales. El aumento de las secreciones de jugos gástricos puede provocar úlceras en el estómago, problemas digestivos, náuseas, diarreas, dolor abdominal e incluso un trastorno denominado síndrome del colón/intestino irritable que explicaré más adelante. 
Trastornos respiratorios. El estrés sostenido hace que tengamos una mayor probabilidad de sufrir alergias, apnea del sueño (cortes en la respiración mientras se está durmiendo que disminuyen la calidad del sueño) y asma. 
Problemas musculares y articulatorios. Debido a la continua tensión de los músculos son frecuentes los dolores de cuello y de espalda, los tirones y las contracturas. Además, esto causa a su vez problemas articulatorios. 
Dolores de cabeza y migrañas. Al aumentar la presión arterial pueden inflamarse las meninges (capas que envuelven al cerebro) y esto puede provocar dolor de cabeza y, en casos más graves, migrañas. Un dato curioso es que el cerebro no tiene receptores del dolor, por lo tanto, cuando nos duele la cabeza no es porque nos pase nada en el cerebro, normalmente es debido a la inflamación de las meninges. 
Trastornos inmunológicos. Como he explicado antes, las defensas bajan si la situación estresante perdura en el tiempo, por lo tanto, es más probable contraer enfermedades infecciosas. 
Trastornos de los órganos sexuales. Los órganos sexuales pueden deteriorarse debido a los desajustes hormonales provocados por el estrés. Este deterioro puede provocar alteraciones de los ciclos menstruales, disminución del apetito sexual, empeorar algunos trastornos de la conducta sexual (de los que hablaré más adelante) e incluso infertilidad tanto en hombres como en mujeres. 
Problemas de crecimiento. La altura que alcanzaremos en nuestra adultez viene predeterminada genéticamente, pero en nuestros genes no hay una cifra exacta si no un intervalo dentro del cual podrá estar nuestra altura. La altura que alcancemos, dentro de ese intervalo, depende de factores ambientales y uno de ellos es el estrés. Se ha comprobado que los adultos que sufrieron estrés durante su infancia no llegan a la altura máxima de su intervalo.
	

Opiniones

Nadie opinó sobre este servicio.¡Sé el primero!

Quiero opinar